– Eulogiaaaaaaa…. ¿que t`as enterat de lo último?
– ¿Del qué, Eustaquia, del qué?
– Pos de la estatua
– ¿Estatua, qué estatua?
– La de Fabra, hija, que no veus las noticias o que?
– Ah, sí, esa. La del eropuerto ese que van a poner en Castellón… ¿Dónde era?
– En Vilanova de L`Alcolea…
– Pero eso on es? Mira que yo creo que te equivocas, filla
– Que no, que no, que me lo ha dit la tía de mi Pepe, la señora María, que vive por allí…
– ¿Y no les molestará el ruido?
– Pues vete tú a saber. A Na María seguro que no, que anda medio sorda del oído izquierdo
– Pero entonses, de verdad van a poner una estatua.
– Si hija, y se ve que es de caché, que la hace Ripollés
– ¿Ese quien es?
– El de las flors en la barba y los melones con caras de colores, como los de la capital…
– ¿En Madrid?
– No, en Madrid no, la otra capital, la que tiene moltes, la de províncies…
– Ah, ya, el de la palmera de colores de Huerto Sogueros…. mira que es rara. Da color a la zona, pero mira que es rara… Entonces, ¿en el eropuerto van a poner una estatua de Fabra?
– Si, hija, y grande, muy grande, de 24 metros…
– ¿Y esos metros son muchos?
– Pues dice mi Pepe que sí, y si lo dice mi Pepe…
– Será bonita la estatua, ¿no? Para ser tan grande…
– Pues no se yo, que con eso de que el Fabra anda tuerto… igual le ponen los dos ojos. Seguro que se veía más guapo
– Pero oye, ¿ese no estaba en juicios por no se que dinero de la gente que se había quedado?
– Sí, sí, pero hoy a dicho que no pondrán su cara, que el Ripo sólo se ha inspirat en Fabra, por ser tan buen político
– No sé yo, no sé, Eustaquia, que ese con lo de que ve mal, seguro que ha visto mal también los dineros y seguro que algo s´amagat.
– Si no pasa res, dona. Que el Fabra le ha tocat la lotería como seis vegadas
– Sis! Mira que son… así claro que no hacía falta que agarrara res de los que pagamos…
– Ya ves, dice mi Pepe que los ha repartido entre los de su partido, que bon home que es, ¿verdad?
– Verdad, Eustaquia, verdad. Pero oye, y la estatua, ¿que es muy cara?
– Pues 300.000 del ala, que es de diseny…
– 300.000 pesetas?
– No mujer, euros, que eso de las pesetes solo nos acordamos algunos
– Esos son muchos euros… ¿Y quién la paga?
– Ains, filla no sé….