Buscar

Autor

L. M. Mateo

REHAB

Apenas puedo respirar. Mis pulmones arden, al igual que el edificio, y el calor de las llamas es insoportable. Sé que no debo abrir la puerta, pero no hay otra salida. Me arrastro hasta ella, los ojos resecos envueltos en lágrimas, y estiro mis dedos hacia el pomo. El dolor sordo de su contacto sobre la piel me arranca un aullido.

Voy a morir. Sigue leyendo

Desayuno de cumpleaños

Agazapado en la escalera de incendios de un sucio y mal iluminado callejón, coloco el silenciador a mi arma. Faltan tres minutos para las doce de la noche y casi una hora para el cierre del local, pero si no acabo hoy con mi objetivo me quedaré sin el dinero. Sigue leyendo

«Vade retro»: Cómo puntuar diálogos (III)

Hace un par de entradas nos introdujimos en el maravilloso mundo de la puntuación de los diálogos y sus apasionantes dificultades. O algo así. Hoy os traigo, por fin (y tarde, como siempre) la tercera y última parte.

Por si te perdiste algo (o todo) lo explicado hasta ahora, o si necesitas repasar conceptos, te dejo aquí los enlaces a los artículos anteriores.

Vade retro: Cómo puntuar diálogos (I)

Vade retro: Cómo puntuar diálogos (II)

¿Ya os habéis puesto al día? Pues ya sabéis cómo va esto: cafecito, galletitas y mucha paciencia, que empezamos las explicaciones. Sigue leyendo

«Vade retro»: Cómo puntuar diálogos (II)

Hace algún tiempo os hablé en este artículo sobre cómo puntuar los diálogos directos y el uso correcto de la raya. Aun así, quedaron algunos detalles sin solucionar. Dudas que surgen con la práctica y no siempre encontramos respondidas en las redes porque, oye, los correctores, tengamos poca o mucha experiencia (o sigamos en formación), también tenemos derecho a  comer. Aunque os fastidie.

Pero como soy generosa —y vosotros muy condescendientes cuando veis erratas en mis textos— hoy os traigo esos truquitos que os digievolucionarán en el Supermán de los diálogos. Por desgracia me salía un artículo bastante largo y, si somos sinceros, el tema es más árido que el desierto de Atacama. Para no saturaros he decidido dividir esta parte en dos artículos.

Ponte una mantita sobre las piernas para no coger frío —o baja ese aire acondicionado a nivel antártico (todo depende de en qué lado del mundo vivas)— que nos vamos. Sigue leyendo

«Vade retro»: Cómo puntuar diálogos (I)

«A todo cerdo le llega su san Martín», dice el refrán. En escritura podríamos traducirlo en que a todo autor, profesional o aficionado, le llega el momento de tener que lidiar con aspectos formales tan engorrosos como la puntuación de los diálogos, y si estás leyendo esto es porque quieres aprender a hacerlo (o porque te has equivocado de página, pero da igual, quédate y me haces compañía).  

En esta entrada hablaré solo de los diálogos directos, por ser los más habituales, y de la forma básica de representarlos en nuestra lengua: la raya. Hay muchas otras opciones, pero para romper las reglas primero hay que dominarlas. Así que si no te llamas Cormac McCarthy, James Joyce o José Saramago, por favor, sigue la normativa durante algún tiempo.

Sigue leyendo

I’m back (y sin crisis posvacacional)

Ha llegado septiembre y, como lo prometido es deuda, estoy de vuelta.

Como te comenté en la entrada dedicada a mis vacaciones de verano, este mes y medio me llegaba lleno de actividades y de buenas intenciones. Sin embargo, y a pesar de haber hecho públicos mis buenos propósitos para obligarme a cumplirlos, confieso: solo he puesto en marcha tres.

Penitencia por ser vaga este verano
Mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa.

Aunque bien pensado, tres son más que cero… Si lo comparo con mi lista de propósitos de Año Nuevo, la de este verano ha sido un exitazo

Sigue leyendo

Cerrado por vacaciones

«¿Cerrado por vacaciones? ¿En serio, L? Pero si acabas de empezar el blog…

»Que solo tienes nueve seguidores, y la interfaz es horrible, no es tan adaptable como debería, y la cabecera es mejorable y bla, bla, bla…». Sigue leyendo

NO, es NO, sin importar tu sexo

Hoy, mientras curioseaba en las redes, he encontrado, por casualidad, el siguiente titular: «Un hombre despierta en Pamplona y se encuentra a otro haciéndole una felación». La noticia, extraída de noticias.lainformacion.com, y que ellos recogen de Pamplona actual, apenas ha tenido eco, al menos en Facebook (confieso que aún no he pasado por Twitter), y otros periódicos. ¿Por qué? Sigue leyendo

79 -R Sector Z

El anciano encontró la llave en un rincón del pasillo F137-D. Pensó que deliraba, por lo que realizó los exámenes protocolarios y comprobó los niveles de toxicidad en el aire. Se había desviado de la ruta porque necesitaba evacuar con urgencia y solo unos pocos valientes, con el sentido del olfato atrofiado, se atrevían a entrar en los túneles clase D, destinados a desechos. Sigue leyendo

Blog de WordPress.com.

Subir ↑